jueves, 11 de febrero de 2010

Rafael Neville, V Conde de Berlanga de Duero, dará nombre a una plaza en Puerto de Mogán



· El Ayuntamiento de Mogán rinde homenaje al ideólogo y promotor de lo que es actualmente Puerto de Mogán

· Gracias a la labor de Neville, Puerto de Mogán es conocida hoy como la Venecia de Canarias

Mogán, a 10 de febrero de 2010

El alcalde de Mogán, Francisco González, ha presidido en la mañana de hoy un acto en Puerto de Mogán en el que se le ha dado nombre a una plaza en honor a D. Rafael Neville Rubio – Argüelles, V Conde de Berlanga de Duero. Al acto han asistido también Edgar y María Neville, sobrinos de Rafael Neville, Paolo Riccardi, representante de “La Venecia de Canarias” y Santiago Ara, Director Gerente de Puerto de Mogán.

Rafael Neville, nacido en Málaga en 1926 y fallecido en Cerdeña en 1996, fue el ideólogo y promotor de lo que es hoy en día Puerto de Mogán, proyecto que llevó a cabo entre 1983 y 1988, con la intención de crear la mejor y más bonita urbanización de Canarias. Su particular y singular diseño de los edificios del puerto, conocida como la Venecia de Canarias, han hecho de esta zona uno de los lugares turísticos con más encanto y más visitados de Canarias.

“La historia de lo que es hoy en día Puerto de Mogán no puede entenderse sin conocer lo que en su momento hizo y promovió Rafael Neville por esta zona”, ha señalado Francisco González, quién ha añadido que “el legado que nos dejó Rafael se mantiene hoy muy vivo en Puerto de Mogán, una auténtica joya paisajística y turística de Canarias, de la que todos los moganeros nos sentimos verdaderamente orgullosos”.

Artista, urbanista, diseñador de espacios naturales y con una vida profesional y social muy activa en la Costa del Sol, Rafael Neville diseñó y construyó junto a Paolo Riccardi el famoso Porto Rafael en la isla italiana de Cerdeña antes de trasladarse hasta Mogán a mediados de los 60.

Durante la estancia de Rafael Neville en Puerto de Mogán, esta zona se convirtió en lugar habitual de visita de personalidades importantes del panorama social europeo y de Gran Canaria. Gracias a su labor, Mogán y más concretamente Puerto de Mogán, fue durante muchos años el punto de encuentro de la “jet set” de la época.

Neville dedicó muchos de sus esfuerzos para que Puerto de Mogán se convirtiera en un lugar de enorme atractivo, compartiendo e integrando a los propios moganeros.